Plagio, Publicación y redacción científica, TFG, TFM

NO uses webgrafía: así debes nombrar listados de webs en tu TFG

Hace ya tiempo que el uso del término webgrafía se ha instalado entre nosotros como una extensión nueva de la antigua bibliografía: si antes citábamos sobre todo libros, ahora citamos también webs. Veamos el concepto: “Una webgrafia es un listado o referencia bibliográfica a modo de bibliografía de recursos electrónicos, es decir, de enlaces a páginas web, sitios web, blogs o portales de Internet. Se trata de un neologismo creado del término en inglés webography (de web bibliography).” [Cita tomada de Wikipedia]

Muchos tutores y tutoras de TFG y TFM recomiendan su uso, sobre todo para concienciar a sus estudiantes de la importancia de citar bien todo aquello que se extrae de la Red. Pero no creo que sea el término más adecuado en español desde el punto de vista documental. Además, las referencias utilizadas para construir la anterior definición tienen más de 10 años (o sea, casi una era geológica en términos de Internet) lo cual invita a pensar que la idea no es mala pero necesita otra orientación. La motivación de luchar contra el plagio y concienciar a los jóvenes de que todo lo que está en la red puede y debe ser citado es perfectamente legítima y necesaria. Pero, desde mi punto de vista, no es conveniente confundir a los investigadores, y sobre todo, a aquellos que menos experiencia tienen a la hora de afianzar correctamente las técnicas y hábitos básicos de investigación. En este post doy mis razones de por qué no considero correcto usar webgrafía en un TFG o TFM y propongo otras alternativas idóneas y adaptadas a nuestro contexto lingüístico.

webgrafia-webs
Las webs no son libros; respétalas y no las llames webgrafía. [Imagen: Pixabay]

¿Por qué NO usar webgrafía?

Razón 1: Confunde contenido con soporte

Hacer equivalentes bibliografía y webgrafía es tan absurdo como pensar que un libro impreso es igual a una página web. Todos sabemos que no es así. Entonces, ¿por qué los tenemos que considerar iguales? Cada soporte (hojas, pantallas, bits) tiene sus peculiaridades y por tanto deben citarse de manera diferente. Un libro es más estandarizado y estable (al menos en teoría); una página web es más variable en su configuración y sobre todo, está sometida a cambios continuos que pueden implicar incluso su desaparición. Es conveniente diferenciarlos en la lista de referencias finales de cualquier TFG o TFM. A cada soporte, hay que darle el tratamiento bibliográfico más cercano a su realidad física.

Razón 2: No es una palabra, es un extranjerismo mal traducido

Como hemos visto en la propia definición, la palabra es un neologismo derivado del inglés webography. Que en inglés hayan fabricado ese término no implica que tenga que hacerse igual en todos los idiomas, porque cada uno de ellos tiene distintos grados de flexibilidad a la hora de crear nuevas palabras. Si existen expresiones en español para este concepto, creo que está justificado considerarlo un extranjerismo prescindible que, además, no se adapta a la realidad de lo que pretende designar.

¿Qué otras alternativas hay para citar listados web?

Para dar nombre a los listados de páginas web, yo recomiendo a mis estudiantes emplear los términos recursos electrónicos o recursos web. Creo que recogen perfectamente la variabilidad de recursos digitales que pueden aparecer en un TFG o TFM sin caer en la cacofonía.

La forma de citar un recurso web en norma APA sería la siguiente:

Autor si se conoce (año). Título de del recurso en cursiva [En línea]. Recuperado de: ruta URL completa. [Consultado el dd/mm/aa]

Este estándar aplicado a un ejemplo real nos quedaría así:

IAB (2018). Estudio anual de Redes Sociales 2018 [En línea]. Recuperado de: https://iabspain.es/wp-content/uploads/estudio-redes-sociales-2018_vreducida.pdf  [Consultado el 14/12/2020]

Puedes obtener más información en: Cómo citar  y referenciar páginas web con norma APA.

Recuerda que debes citar todo el material impreso o digital que hayas usado en tu TFG, TFM o tesis. El plagio nunca es una buena solución y en Docendo Discitur puedo ayudarte a evitarlo. ¡Cuéntame tus necesidades sin compromiso!

2 comentarios en “NO uses webgrafía: así debes nombrar listados de webs en tu TFG”

Los comentarios están cerrados.